Aqui No….

Minientrada

sylviarexach3

Querida Lydia Aquino:

Aquí No hay que Lydiar con las “coronas de mie-&:#:@” que llamas. En PR y en muchas partes del mundo hay que educar y da la mala pasada que quienes “quieren” o pretenden “abrir los ojos” de la gente “educando” sólo hacen críticas a los demás; precisamente cómo la mayoria de los políticos.

Qué bueno que hayas estudiado literatura al igual que yo, también estudiaste escritura de guiones al igual que yo, eres modelo al igual que yo, estudiaste actuación al igual que yo, parece que sientes pasión por las Bellas Artes al igual que yo, competiste en un Certamen de Belleza al igual que yo y no ganaste la corona que en algún momento quisiste al igual que yo.

Yo vivía en uno de los campos fuera de las áreas costeras de Cabo Rojo y el tener 5 hermanos les apretaba el bolsillo a mis padres como para lujos o pagarme una competencia de belleza. Aunque pase algunas navidades sin regalos siempre me dieron amor, me enseñaron amor por los demás de la mano con el entendimiento y me recalcaban que me conociera a mí misma. De temprana edad  admire a los grandes próceres de mi pueblo Cabo Rojo como Rebekah Colberg, Ramón Emeterio Betances y Salvador Brau por mencionar algunos; y sin olvidarme de la gran pasión por la filosofía y admiración a Sócrates que tenía y su “Yo solo sé, que no se nada”. Siempre quise escribir libros de pequeña, no ponerme tacos o pintarme los labios. Cuando me hicieron el acercamiento para competir en un certamen JAMAS pensé que era un capricho, una vanidad o falta de reconocimiento; solo pensé que era la oportunidad perfecta para darme a conocer para poder publicar un libro, ganar un ingreso para ayudar económicamente a mi familia y dar a conocer la importancia de lo que cultivaba en mi interior; que para mí esa es la verdadera belleza. JAMAS me realice una cirugía plástica y la timidez que me acompañaba se fue corrompiendo durante el proceso de convertirme en “MISS”.

Realmente no quito que el mundo de los certámenes de belleza son totalmente diferente a lo que yo pensaba. Pero el estar dentro de ese mundo me dio la oportunidad de entender que lo mismo pasaba con los cantantes, los actores, los escritores, los políticos, los maestros y hasta al más sencillo obrero. Porque TODOS somos humanos y TODOS comenten errores porque están en un proceso de búsqueda. Búsqueda de sí mismos y los excesos los llevan a la falta de reconocimiento, al apoyar a un político o persona por estar “in” en el momento, entre otras cosas que señalas. Pero todos los humanos, hasta los mismos artistas y políticos admiran a otros artistas, eligen gustos al igual que las masas y se les olvida la música de Beethoven. Y solo llegue a una conclusión: Si todos estamos bajo las mismas leyes de gravedad, todos actuaremos de la misma manera sin importar que posición tengamos hasta que se haga conciencia interna de que realmente es la vida y como conocerse a sí mismo.

El proceso en que está la humanidad general es muy interesante. Pues se ha sacado a flote el “BULLYING” y esto incluye: “Insultos y apodos, menosprecios en público, resaltar defectos físicos, etc.”. Por lo que no creo prudente que un ensayo lleno de críticas y “Bullying” vaya a arreglar el problema político o de entretenimiento de nuestro país y el mundo. Me atrevo a decir y no en general, que hay muchos sistemas alrededor del mundo que seguimos que están tan erróneos como el concepto que se ha creado en un certamen de belleza o en la política de este país. El problema está en esperar a que un gobernador responda y lo haga por nosotros. El querer que se le reconozca a un ganador de un premio nobel cuando Obama recibió un premio Nobel de la Paz y luego estaba declarando la guerra. Este mundo que se rige por el Dios ORO mientras solo tenga críticos y no estrategas se verá en los mismos atropellos humanos y mediocres sistemas de manejo de gobiernos entre otros como los educativos. Y se nos seguirá olvidando que Julia de Burgos era alcohólica y murió en la calle, que Silvia Rexach fumaba y también era alcohólica y que el verdadero nombre de “Lolita” Lebrón era Dolores Lebrón Sotomayor.

Hoy GRACIAS  a un CERTAMEN de BELLEZA soy una mujer fuerte, mucho menos tímida y portavoz para cientos de niñas al año para saber utilizar su belleza interna más que la física y complementarlo al campo del modelaje. Las educo para que sean conscientes que el modelaje es una etapa para desarrollarse  y pasajera, además les recalco que es importante  estudiar para tener una profesión.

Me enorgullece decir que lleve una banda que decía PR sobre unos pechos 100% naturales y con todo y movimiento natural he logrado que las personas me respeten, porque saben que trabajo por lo que quiero.  Saben que en algún momento tuve que ahorrar el dinero que hacía vendiendo artesanías para poder competir en un certamen y pagarlo por mí misma. Porque supe lo que era tener solo la comida del comedor de la escuela ya que a veces en casa no había cena. Y por mis propios méritos y esfuerzos me impongo metas anuales y las cumplo para inspirar a otros, el libro está a punto de caramelo y aún sigo desarrollando mis destrezas en el arte y el dibujo. Hoy día como ciudadana de este país al que criticas te menciono que elegí representar a la mujer fuerte, sensible, inteligente, con inteligencia emocional, independiente y comprensiva que sabe en qué momento las mujeres más débiles necesitan conocer otras historias para entender que no todas son iguales y que siempre pueden ir más allá.

Estoy 100% segura que la mayoría que lea este mensaje se va a enfocar más en el chisme que en el verdadero mensaje que llevo a través de esta respetuosa respuesta, hermana.

 

socrates-1