Querido Santa:

Estándar

santa-clause-

Querido Santa:

Sé que a lo largo de la historia te han escrito miles de cartas, pero esta vez te escribo no para pedirte un regalo sino para saber: ¿Cómo lo haces?. ¿Cómo puedes seguir regalando? Últimamente no me inspiro para regalar. No creo que sea porque de pequeña no tenía “buena suerte” con los amigos secretos y tampoco creo que sea porque crecí con algunas navidades buenas y otras no tan buenas. Santa, siento y veo que lo tengo “todo” y que ningún regalo  llenaría la felicidad que encontré hace 2 años. Tengo una familia, amigos, ganas de progresar, muchas metas, mucho deseo de triunfar, muchas ganas de inspirar y aunque no tengo dinero, no tengo muchas cosas y me siento completa pero ya no me inspiro para regalar. Hoy las redes sociales se inundan de sonrisas, familiares unidos y árboles hermosos que brillan como estrellas en un cielo nocturno y despejado. Sin embargo no me inspiro, me da tristeza pensar en esos niños que hoy duermen con hambre, con frío, sin sus padres, sin un árbol que les acobije ó faltos de agua potable. Veo tantas personas faltas de regalo que no quisiera malcriar al que tiene una mejor vida. Siempre intento buscar la manera de dar, ayudar y cuidar de otros, esto provoca que cada año me recuerde lo humana que soy y las “limitaciones” del receptor que no inspiran a seguir regalando. He pasado noches en las que me sentaba a forrar regalos por horas y se rompian en segundos a la mañana siguiente, un gracias, una sonrisa y años después ni un hola. Dime Santa: ¿Cómo lo haces? Claro que aquellos “regalos” que dí me ayudaron a ser más creativa, a ser mas fuerte y a ingeniármelas en momentos de necesidad, pero aún no entiendo como lo haces. Este año no te pido comida para los necesitados, no te pido regalos de los que algún día había soñado, no te pido regalos para todos porque sé que no sería real. Sólo te pido que regalemos las gracias, que regalemos gratitud, que regalemos buenos momentos, que regalemos fortaleza y que nos regalemos a nosotros mismos la oportunidad de recibir de los demás conocimiento, alegría, inspiración y sobre todo entendimiento. Todo eso es impulsado por el amor, sin olvidar el regalar las gracias. Por Favor Santa dime: ¿Cómo lo haces?

regalar